Elaboración abierta de propuestas

(imagen de cartoonmovement.com)

Traducción del artículo Open Proposal Elaboration escrito por David Ruescas para este mismo blog.


La democracia no solo es votar, implica un problema más complejo de toma de decisiones en una comunidad. Los buenos sistemas de toma de decisiones tienen mayor probabilidad de generar decisiones que reflejen las preferencias de la comunidad y aprovechar el conocimiento colectivo. Por lo tanto, un sistema de toma de decisiones se alimenta de preferencias y conocimiento y genera una decisión. Un sistema de toma de decisiones de este tipo es en la práctica un agregador de información; las decisiones de mayor calidad son el resultado de agregar tanta información como sea posible: no se ignora ninguna preferencia y no se margina ningún conocimiento valioso.

Esta breve descripción nos lleva a distinguir entre votar y el concepto más amplio de la toma de decisiones. En las votaciones tradicionales, se pide a los votantes que emitan un voto que represente una elección entre un conjunto predefinido de alternativas ya existentes. Las alternativas que se presentan al votante se determinan antes de votar, han sido elaboradas con anterioridad por parte de un agente independiente a los votantes. El votante está limitado a elegir dentro del conjunto que se le presenta.

En las condiciones anteriormente indicadas, la entrada de conocimientos y preferencias en el sistema solamente sirve para discriminar entre un conjunto predefinido de opciones. Si el proceso de elaboración de las opciones no ha agregado con anterioridad esta información, y no la ha materializado como opciones, esta información podría perderse.

En otras palabras, la votación tiene un granulado demasiado grueso para que pueda agregar toda la variedad de la información. El granulado se define mediante las opciones, si estas opciones no representan las decisiones de mayor calidad, la decisión resultante será inferior al óptimo. La decisión óptima implícita en la información perdida no está disponible como opción.

El auge de las tecnologías de la información es muy relevante en este problema. Está claro en el sentido nominal que el problema de agregar información está directamente relacionado con la tecnología de la información. Más concretamente, las posibilidades de comunicación que ofrece Internet son precisamente aquellas que se necesitan para abrir la posibilidad de agregar información de cientos de miles de fuentes de una forma más refinada que el basto granulado que permiten las votaciones.

La idea clave es la siguiente: la tecnología de la información e Internet permiten extender la participación del votante más allá de la fase de votación, retrospectivamente, para incluir la fase de borrador/elaboración (lo que anteriormente solo eran opciones fijas). En contraposición a la entrada de granulado grueso que permite una votación, las contribuciones que se realizan en una propuesta durante su redacción permiten refinar el granulado; las modificaciones en las propuesta pueden ser arbitrariamente pequeñas y precisas. Desde añadir (o eliminar) una coma, frase o párrafo a modificar toda la propuesta.

A este proceso de abrir la elaboración de las propuestas a la población general de votantes lo llamamos Elaboración de propuestas abierta, distribuida y federada.

Es abierta porque cualquiera puede contribuir. Es distribuida y federada porque no hay una autoridad central que redacter las propuestas y las imponga al votante. Las propuestas se redactan de manera espontanea. La elaboración de propuestas abierta, distribuida y federada es un medio de toma de decisiones que no tiene que sufrir la pérdida de información que puede afectar a la democracia como votación. Este firme enfoque en la participación hace que este acercamiento esté muy relacionado a las ideas como el gobierno colaborativo[1] y la democracia participativa[2].

Sin embargo, la moneda tiene dos caras. Al abrir una elaboración de propuestas al público general, se abren las puertas a más información, pero también se abren a un exceso de información. La clave es entonces equilibrar los beneficios de las posibilidades e ideas adicionales con el ruido adicional y contribuciones menos útiles que podrían desbordar el medio. Si la relación entre señal y ruido es demasiado baja se podrían descartar decisiones óptimas, no porque la información requerida no estaba presente en la discusión, sino porque dichas decisiones óptimasestaban sumergidas en un ruido que no permitía encontrarlas.

Resumiendo, se propone un modelo de tres fases de agregación de la información para la toma de decisiones. Aunque utilicemos el término fase, estos tres procesos no tienen porque suceder cronológicamente, pueden suceder en cualquier orden y repetidamente.

      1. La primera fase en la toma de decisiones sucede cuando un conjunto de individuos decide redactar en colaboración[3] o modificar una propuesta existente. Idealmente esto ocurre en tiempo real, estos individuos discuten y debaten los cambios a medida que se hacen. O pueden intercambiar puntos de vista e ideas en medios más tradicionales de interacción, sin conexión en red. En cualquier caso, la propuesta es el resultado de su colaboración y contribución, se integra la información en forma de preferencias y conocimiento para generar la propuesta.
      2. La segunda fase es la fertilización cruzada de propuestas[6]. En la primera fase, el foco de la agregación estaba en los individuos que redactan una propuesta en colaboración, en esta fase la agregación se produce entre las propuestas. Las propuestas se pueden bifurcar, unir, combinar y modificar. Se pueden combinar mediante importación o transclusión. Aunque el proceso siga siendo llevado a cabo por individuos, la fertilización cruzada no solo recoge las contribuciones de un subconjunto de usuarios que realizan modificaciones en colaboración, al contrario, las contribuciones se extraen de todo el conjunto de las propuestas.
      3. La tercera fase es la elección de la propuesta, lo que se corresponde a nuestro concepto tradicional de votación. Partiendo de un conjunto dado de propuestas que se han desarrollado durante las otras dos fases de agregación, se pide a la población de votantes que elija una (o varias).

Debido a los problemas de ruido mencionados anteriormente, puede que sea necesario añadir fases adicionales que actúen como filtros. Por ejemplo, un filtro podría descartar las propuestas que no reciban el apoyo de un número determinado de participantes.


Referencias

[1] http://en.wikipedia.org/wiki/Collaborative_governance

[2] http://en.wikipedia.org/wiki/Participatory_democracy

[3] La edición colaborativa de propuestas se refiere a la edición online de un documento por parte de varias personas. Los ejemplos más comunes hoy en día son Google Drive y Etherpad.

[4] http://en.wikipedia.org/wiki/Google_Drive

[5] http://en.wikipedia.org/wiki/Etherpad

[6] Las herramientas que permiten este modelo son por ejemplo las Wikis [7] y los sistemas de control de versiones [8]. El concepto de fertilización cruzada ha sido propuesto en [9]

[7] http://en.wikipedia.org/wiki/Wiki

[8] http://en.wikipedia.org/wiki/Version_control

[9] http://zelea.com/w/Stuff:Votorola/p/position_space_rationalization